Mi reflexión sobre la toma de posesión de un nuevo Concejal en el Ayuntamiento de Gáldar, Gran Canaria

0
65

Afectuosos saludos para todos los oyentes, así como al amplio equipo de Radio Faycán, con el director de este programa David Hatchuell al frente.

Mi reflexión sobre la toma de posesión de un nuevo Concejal en el Ayuntamiento de Gáldar, Gran Canaria, la he titulado:
“Cuestión de respeto”

Todos sabemos, que de acuerdo con la Real Academia Española, Respeto, es la Veneración o Acatamiento que se hace a alguien.
Veneración, es respetar en sumo grado a alguien o algo por lo que representa o recuerda.  Y que acatar es Tributar Homenaje.
En mi humilde opinión, lo ocurrido el pasado día 26 de febrero en las Casas Consistoriales de mi pueblo, siento decir, que fue una falta grave de respeto a la historia galdense. Todas las anteriores y preciosas definiciones  quedaron a ras de los suelos.
Creo, que los que de alguna manera, nos dedicamos a escribir en los medios de información, llámese radio, televisión, páginas virtuales o la prensa escrita, no podemos, ¡ni debemos!, pasar por alto este hecho. Y, aunque sintamos vergüenza,  hemos de hacerlo, manifestando nuestra opinión, con un objetivo final, y es el que entre todos, consigamos que la historia de nuestro pueblo no se vea dañada por actos tan desagradables como el sucedido en la última sesión plenaria celebrada en Gáldar.
Ya el corresponsal de nuestra ciudad, el buen amigo Juan Ruiz Tacoronte escribía en su página http://jarutaco.lacoctelera.net/ justo al día siguiente, un pequeño artículo bajo el título ¡De vergüenza lo ocurrido en el Pleno de Gáldar!
En la página wwwinfonortedigital.com lo titulaba Grupo de Gobierno y oposición vuelven a armarla en el pleno”. Me hubiera gustado, que, en todos los medios informativos, se destacara la noticia como así lo hizo Jarutaco, “Toma de posesión como nuevo concejal de la Coalición Electoral Partido Popular-Unión Progresista de Gáldar, del economista don José Luis González Mateos”. Junto a una foto, donde se ve el mismo correctamente vestido, con un micro en la mano ante una mesa llena de documentos y un paquete de botellas de agua
Creo que a José Luis, no le habrá gustado nada, que este día, que figurará en su currículum personal, pase a la historia de la manera tan vergonzante como se desarrolló el que fue su primer pleno.
¿Como es que para estos casos no se celebra una sesión extraordinaria y como único punto del día sea la toma de posesión del nuevo concejal?
A José Luis, con toda seguridad, le agradaría, que este día hubiese sido de otra manera. Fuese como el día 6 de julio del año 2007. Cuando todos los Concejales electos, en un teatro bellamente decorado y de uno en uno pasaban por una mesa, y juraban o prometían su cargo ante el presidente de la misma.
En la solapa, le era colocada la distinción que le acreditaban como Concejal, el escudo de oro de la ciudad. Y que luego, al final, le hiciesen una foto junto a todos sus compañeros de corporación, como es costumbre en el frontis del Templo de Santiago Apóstol.
Pero José Luis, tomó posesión “sin pena ni gloria”. En un asunto más del orden del día del Pleno Ordinario del mes. Al cual, ni siquiera sus propios compañeros, cursó invitación a los conocidos, para que le acompañáramos en tan importante día.
La insignia de oro, le era “alongada” en su estuche por el presidente desde su puesto y por encima de la mesa. Él, tímidamente intentaba colocársela en la solapa. A continuación, siguieron tratándose los siguientes asuntos del orden del día.
Al Llegar al punto de los Ruegos y Preguntas, comenzaron los insultos, que desgraciadamente y, de manera acostumbrada, se vienen  originando, rozando el límite de lo personal.
Al finalizar la sesión plenaria, todos, y, con el disgusto reflejado en sus rostros se retiraron del salón de plenos.
Todo esto, me trae al recuerdo, que en la legislatura 1995-1999, en la cual, este que les habla,  actuaba como Concejal del Ayuntamiento.
En la sesión celebrada el cinco de abril de 1999, tomaban posesión dos nuevos compañeros de corporación, don Juan Francisco Suárez Medina y don Miguel Ángel Suárez Quesada, en sustitución de otros dos que habían dimitido a falta de solo dos meses para finalizar la legislatura. Don José Juan Rodríguez Pérez y don Juan Antonio Méndez Vega.
En el apartado de Ruegos y Preguntas. Formulé a los miembros de la Corporación, que de acuerdo con la transcripción de la correspondiente acta dice así: Por último, don Ángel Ruiz Quesada hizo un ruego a todos los Concejales para que en honor de los nuevos ediles que han tomado posesión, se realice la foto conjunta en el frontis de la Iglesia.
Aún no se me olvida, la sonrisa de todos, incluso la del presidente de la corporación, que con sorna,  me recriminaba diciéndome: -Ángel, eso se avisa, para venir preparados- (Pues algunos, se encontraban en mangas de camisa). Yo le contesté que –siempre venía “debidamente preparado” a cada sesión plenaria. Pero así y todo nos fuimos hacia el Frontis del Templo y se realizó la correspondiente fotografía.
Por todo lo expuesto, creo, que en lo sucesivo, cuando esto vuelva a ocurrir, se debe convocar una Sesión Extraordinaria, con sólo dos puntos en el orden del día: El primero será para comprobar la credencial de concejal que ha sido remitida desde la Junta electoral y para el juramento o promesa del cargo por parte del nuevo edil.
En el segundo punto,  se informará de la adscripción del mismo a las comisiones in formativas que le corresponda.
Todo esto, con la decoración debida en el lugar de la toma de posesión, sea el Salón de Plenos o en el Teatro Municipal si el mismo se encuentra en las condiciones óptimas.
Una vez finalizado el acto, la foto de rigor en el Frontis de la Iglesia, y, a continuación un agasajo en cualquier lugar, aunque tenga que ser financiado por los propios ediles.
¡Ojalá, que así sea, ojalá!
Solo me queda, darle mi mas sincera enhorabuena a José Luis González Mateos, desearle toda la mejor suerte del mundo, en su nueva misión, ser Concejal del Exmo. Ayuntamiento de nuestra ciudad de Gáldar. Todo un honor. Que procure olvidar todos los entresijos originados después de su toma de posesión, y que él, en un nuevo caso de este tipo, sea el primer defensor. Se trate del grupo gobernante o del grupo opositor, ya que a los 20 Concejales actuales, a ninguno se les ocurrió esta iniciativa, entre ellos el propio Alcalde. Y así, el respeto en nuestra ciudad, sea tenido en cuenta por los responsables políticos de la misma, y, que en ningún momento se ponga en cuestión.
¡Muchas gracias a todos por escucharme!
Una buena noche para los que nos escuchan hoy y un buen día para los que lo hacen  por la mañana.
        
Ángel Ruiz Quesada
2 de marzo de 2009

Dejar respuesta

Por favor ponga su comentario
Por Favor entre su nombre aquí